Hoy no es un día más, pero a su vez si lo es.
Es un día más en la lucha por acabar con las desigualdades de género. Un día más para empoderar el papel de la mujer en la sociedad. Un día más para ser conscientes de que las cosas están cambiando.
Hoy no es un día más, es el Día de la Mujer, es el día de todos. Por eso, en Markniac MKT, tenemos la necesidad de celebrarlo y contar al mundo cómo lo hacemos cada día.

En nuestro día a día, las marcas parecen ser las protagonistas de cada proyecto, pero no nos engañemos. La esencia son las personas y es en días como hoy que nos gusta recordarlo. Tanto es así que, creemos fundamental llevar a cabo campañas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) que muestren un compromiso y preocupación por todas esas personas.
Desde mediados de 2019, hasta la actualidad, hemos tenido la suerte de tomar las riendas de un proyecto de RSC increíble, que tiene como objetivo acabar con la brecha laboral de género existente en cuanto a materias STEM se refiere.

Estamos sumidos en una 4º revolución tecnológica, la cual está destruyendo cientos de puestos de trabajo y genera muchos otros acordes al nuevo modelo de los campos de la ciencia y la tecnología. Sin embargo, apenas el 20% de los estudiantes de dichas materias son mujeres.

¿Cómo va a poder la mujer adaptarse si esto no cambia?

Para paliar esta situación, surgió ‘La Ciencia es Femenina’ de la mano de CBRE, un proyecto que pretende acabar con los estereotipos negativos a los que las niñas son expuestas a temprana edad sobre las capacidades intelectuales de las mujeres. En todos estos meses, decenas de mujeres líderes en ciencia y tecnología han dado charlas en diversos centros comerciales de España y Portugal a jóvenes estudiantes con el fin de mostrarlas referentes STEM y así inspirarlas. Además, diversas masterclass y talleres les han mostrado la utilidad de estos trabajos de una forma didáctica y experiencial.

Gracias a este proyecto, más de 2.500 alumnas y alumnos han sido más conscientes de la situación actual y ellas han podido valorarse. Pero no solo eso, nosotros hemos podido aprender de cada una de esas niñas y mujeres, lo cual nos ha hecho realmente felices.

Por todas ellas, hoy no es un día más, pero a su vez sí lo es. Algún día el 8 de marzo será una fiesta y no una reivindicación.

Leave a Reply